Venezuela, una selección que no cumplió con su prestigio

14 marzo 2017

A pesar de sus grandes nombres a la ofensiva, las carencias en el pitcheo borraron del mapa de los favoritos al país
CARACAS.- El maquillaje es una práctica utilizada para decorar la piel con la finalidad de resaltarla y de cubrir cualquier tipo de anomalía existente. Su efecto es solo temporal, y Venezuela lo aprendió por las malas.Con una selección repleta de figuras ofensivas, quizás más que cualquier otro de los 15 países participantes en el Clásico Mundial de Beisbol, el favoritismo no tardó en tocar la puerta. Se venía de una gran decepción en 2013, por lo que ilusionarse tampoco resultaba tan difícil.
Un lineup con Miguel Cabrera, Carlos González, José Altuve, Salvador Pérez y Víctor Martínez bien podía ser la envidia de todos. El pitcheo, por su parte, siempre generó dudas, pero ninguna tan fuerte como para manchar el favoritismo.
Tres juegos y 32 carreras permitidas después, el maquillaje se corrió.
En el primer desafío, mismo que culminó por la vía del nocaut ante Puerto Rico, los bates criollos fueron cómplices en el letargo, pero en los siguientes dos cotejos, frente a Italia y México, respectivamente, la ofensiva nadó en contra de una corriente de inefectividad en su propia lomita. La primera vez se consiguió alcanzar la orilla, en la segunda la marea fue demasiado poderosa.
Antes del compromiso de vida o muerte ante Italia este lunes, todos los titulares venezolanos, con excepción de Odúbel Herrera (.143), registraban promedio por encima de los .270 puntos, incluyendo cuatro de ellos (Martín Prado, Alcides Escobar, Víctor Martínez y Carlos González) que se montaron en el potro de .300.
No obstante, de los 15 lanzadores que inscribió Venezuela en su róster de 28 para el torneo, únicamente tres no recibieron carreras en los primeros tres choques. Ese trío, conformado por Omar Bencomo, Silvino Bracho y Robert Suárez, se combinó para trabajar apenas dos episodios.
La efectividad de los lanzadores de Omar Vizquel tras los primeros tres cotejos fue de 9.96 y terminó siendo el balde de agua fría sobre un maquillado rostro venezolano que quedó expuesto en tierras aztecas.

Fuente: LiderEnDeportes.com – Beisbol

Lea el artículo completo aqui: Venezuela, una selección que no cumplió con su prestigio