4to Clásico: nueva debacle

19 marzo 2017

Venezuela llegó con etiqueta de favorita, pero decepcionó otra vez. Ahora con todas las estrellas

CARACAS.- Una vez más Venezuela se quedó corta en el Clásico Mundial de Beisbol. Esta vez, el sabor es más amargo al de las ediciones anteriores, pues se esperaba mucho más de una plantilla llena de peloteros que brillan en las Grandes Ligas.
No fue así. Desde el principio  los pronósticos que daban a los criollos favoritos pasaron a hacer un espejismo y los fanáticos a empezaron a padecer. Venezuela sufrió. Tanto como si se tratara de otra disciplina y no del deporte nacional. 
Pasó de ronda como en 2006, es verdad, sin embargo, necesitó de un juego extra, ante Italia, para hacerlo. Incluso casi estuvo a punto de repetir la misma fatídica historia de 2013, cuando no avanzaron de la primera fase.
 
Los batazos aparecieron en primera ronda, pero no con la contundencia que se esperaba al tener en el corazón ofensivo a José Altuve, Carlos González y a Miguel Cabrera. 
En la siguiente etapa, ante Estados Unidos, República Dominicana y, nuevamente, Puerto Rico, pareciera que se les  olvidó que para ganar no solo se debe lanzar bien (cosa que hicieron), sino que también es necesario fabricar más carreras que el rival.
Los bates criollos, esos que les daban la etiqueta de favorito, fueron precisamente los que acabaron con la ilusión.
 El terror de los europeos 
Entre el Clásico Mundial de 2013 y el actual, la selección de Venezuela disputó 10 encuentros. Sin embargo, solo puedo vencer a los conjuntos europeos. En la tercera edición, los criollos vencieron a España 11 carreras por 6, mientras que en esta oportunidad se hicieron con la victoria, en dos ocasiones, contra Italia. Sin embargo, para ganarle el par de compromiso a los italianos tuvieron que venir de atrás. Pues los abridores habían sido castigados y los bates silenciados en los primeros innings.  
 Los sobresalientes Alcides Escobar
El campocorto fue quien más destacó con el bate. Promedió para .429, sin incluir el juego de ayer. Félix Hernández Aunque dejó marca de 0-1, su efectividad de 1.17 en 7.2 innings es digna de destacar. José Castillo
El novel relevista sorprendió por la seguridad en la que enfrentó a los rivales.
 Las claves del fracaso Nocaut  
Ser castigados por Puerto Rico en la primera ronda por la vía del nocaut fue algo de lo que no se pudo recuperar Venezuela. El ánimo indudablemente cambió. También cambió la forma en que los otros rivales vieron a la selección, pues sabían que era vulnerable.  Pasar perdiendo
El hecho de que Venezuela haya avanzado a la segunda ronda tras haber perdido ante México en el último juego del Grupo D, dejó mucho que analizar. No solo de la delegación criolla, sino de las normas del evento, pues atentan contra la esencia del beisbol. Caer ante EEUU
No saber manejar la ventaja en el juego ante Estados Unidos liquidó a Venezuela en la segunda ronda, eso fue ingresar en terapia intensiva en el Clásico, pues luego además de que la moral cae, los rivales siguientes, Dominicana y Puerto Rico, se veían superiores a los criollos.  
 Los lesionados Salvador Pérez
La lesión del careta fue un antes y un después. Pérez quizás podía dar el batazo oportuno que tanto faltó. Silvino Bracho
Salió por molestia en una pierna. Una baja súper sensible para el bullpen. Robert Suárez
Sustituido por una lesión en el brazo derecho, era un joven que podía ayudar en los últimos innings. Martín Prado
Perder al utility en la segunda fase resultó un golpe noble.

Fuente: LiderEnDeportes.com – Beisbol

Lea el artículo completo aqui: 4to Clásico: nueva debacle