¡IMPARABLES!

19 marzo 2017

Puerto Rico superó 13-2 a Venezuela y llega invicto para enfrentarse a Holanda el lunes en semifinales del Clásico Mundial

Por Javier Sedano/ @bambino_sedano

SAN DIEGO, CALIFORNIA.- El gran comento continúa con la selección de Puerto Rico, quienes vencieron 13-2 a Venezuela y llegan invíctos a las semifinales del Clásico Mundial de Beisbol, en el cual enfrentarán el próximo lunes a Holanda en Los Angeles.

TJ Rivera trajo la carrera de la quiniela en la alta del primer capítulo con out forzado, pero con el cual anotó Ángel Pagán.

En la tercera alta, el propio prospecto de Mets alcanzó la primera base en error del tercera Hernán Pérez, con el cual aprovechó Carlos Correa para timbrar la segunda del juego.

Mike Aviles apareció en la quinta alta con sencillo hacia el jardín izquierdo con el cual anotó Correa la tercera del encuentro para los ya calificados.

Reymond Fuentes dio doblete en la sexta hacía el central y Roberto Pérez anotó. Sencillo de Pagán y Fuentes pisó home para la quinta anotación.

El venezolano Rougned Odor pegó cuadrangular productor de dos carreras por el jardín central en la sexta baja ante Hiram Burgos para el 5-1.

Rally importante llegó por la tropa que dirige Edwin Rodríguez en el séptimo capítulo donde anotaron cuatro. Avilés con sencillo trajo dos ,Rivera dio doblete que produjo la octava, Pagán dio hit productor y finalmente Correa elevó de sacrificio para la décima del juego y la cuarta del inning.

Roberto Pérez conectó batazo en el cual José Altuve cometió error y Kennys Vargas anotó la 11va.

El propio Vargas pegó jonrón de dos carreras en el noveno capítulo ante el relevista Bruce Rondón para dejar el juego 13-2 favor Puerto Rico

La victoria fue para el joven abridor José De León y la derrota para Martín Pérez.

Este lunes Puerto Rico buscará regresar a la final del Clásico Mundial, pero antes tendrán que vencer a Holanda en la semifinal a disputarse en el Dodger Stadium de Los Angeles, California.

Fuente: PuroBeisbol.mx

Lea el artículo completo aqui: ¡IMPARABLES!