Pirela ha resucitado

11 septiembre 2017

Por David Venn / LasMayores.com

PHOENIX – José Pirela se ha embasado en nueve de sus últimos 10 partidos, parte de una temporada bien positiva para el venezolano e igual de improbable, si se toma en cuenta que en noviembre pasado los Padres ni siquiera le ofrecieron contrato para el 2017.

Desde aquel entonces, las cosas han cambiado. Tras un 2016 en el que bateó apenas .154/.175/.205 en 15 juegos con el equipo grande de San Diego, combinado con tan sólo .248/.295/.387 con en Triple-A El Paso, Pirela le ha dado la vuelta a la tortilla.

El oriundo de Varela se integró a las Águilas del Zulia en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional, rindió como nunca antes y, de paso, firmó de nuevo con los Padres. Luego de un tórrido bateo en Triple-A El Paso para empezar el 2017, el oriundo de Valera llegó al lunes con línea ofensiva de .288/.347.490 en 81 juegos, además de 25 dobles, 10 jonrones y 40 empujadas.

“Gracias a Dios, he tenido una buena temporada en Triple-A y ahora mismo la estoy teniendo aquí”, dijo Pirela. “Creo que he puesto bastante trabajo este año. Una de las cosas que me han ayudado es que me he enfocado en ser consistente y gracias a Dios, hasta ahora las cosas están saliendo bien.

“He aprendido mucho (en Venezuela). Esa liga me ha dejado muchas cosas buenas. He jugado con peloteros con mucha experiencia que han estado en Grandes Ligas. Algunas de las cosas que aprendí allá las he puesto en prueba aquí y gracias a Dios todo ha marchado bien”.

UN GIRO QUE POCOS VEÍAN VENIR

El giro positivo para Pirela empezó en la temporada 2016-17 de la LVBP, donde “El Águila Negra” bateó .343/.409/.485 en 38 choques de temporada regular, antes de irse de 20-9 con cinco empujadas en la Serie Final para ayudar a las Águilas a derrotar a los Cardenales de Lara y ser nombrado Jugador Más Valioso de dicha ronda.

En 48 encuentros por El Paso al iniciar el 2017, Pirela logró .331/.387/.635 con 13 jonrones y 42 empujadas, para así ganarse un ascenso al equipo grande.

“He hablado bastante franco hasta ahora: no esperaba eso”, dijo sobre dicha producción Andy Green, manager de los Padres. “Como organización, si hubiéramos pensado que él iba a hacer eso, no lo hubiéramos dejado fuera del roster durante el invierno. Luchó para volver al roster y jugó increíblemente bien en Triple-A. Hizo algunos ajustes con su swing y trabajó tan duro como el que más en las Grandes Ligas”.

Para Green, el mayor ajuste de Pirela ha sido mantener su peso atrás en la caja de bateo durante sus turnos, para así generar más poder con batazos elevados.

Aunque menos del 30% de su contacto ha sido por el aire en el 2017, los resultados han sido mucho mejores.

“Está más centrado y puede elevar la bola mejor”, indicó Green. “Aún da sus rodados, pero ahora está levantando la bola y bateando por los canales”.

A SEGUIR POR EL BUEN CAMINO

A sus 27 años, Pirela va temporada por temporada y trata no ver muy lejos en el futuro. Con eso en mente, ni siquiera sabe a esta altura si volverá con el Zulia por octava temporada consecutiva, dada la larga campaña de Grandes Ligas. Pero sin duda, el balance es positivo y el versátil infielder/jardinero ha resucitado su carrera en el béisbol de los Estados Unidos.

“Todo es cuestión de hacer los ajustes y saber qué es lo que el pitcher trata de hacer contigo, mantenerte enfocado y tratar de tener buen approach (mentalidad, estrategia)”, dijo Pirela. “Agradecido con los Padres de San Diego por darme la oportunidad de estar nuevamente en Grandes Ligas. Creo que cada oportunidad que me han dado, la he aprovechado al máximo y esperemos que me sigan dando la oportunidad.

“(Ahora a) tratar de terminar fuerte y seguir haciendo las cosas bien. Esperemos en Dios que termine saludable y después veremos si podemos jugar en Venezuela”.

Fuente: PuroBeisbol.mx

Lea el artículo completo aqui: Pirela ha resucitado