LOS NIÑOS HÉROES DE LMB

14 septiembre 2017

Seis jóvenes peloteros destacaron durante el año para erigirse como nuevas realidades

Ciudad de México (lmb.com.mx | Eduardo Castañeda) 13 de septiembre.- Hoy hace 170 años, seis bravos cadetes defendieron a su patria hasta las últimas consecuencias en el Castillo de Chapultepec, inscribiendo su nombre en la historia bajo el mote de “Niños Héroes”.

Con esta valentía y esfuerzo por sus colores, seis jóvenes jugadores brillaron en la Liga Mexicana de Beisbol con importantes números en lo individual que los colocan en algunos casos como referentes en sus equipos y nuevos consentidos de la afición.

Mucha atención con el desarrollo de estos peloteros que van dejando atrás la etiqueta de prospectos para consolidarse como una realidad en nuestra pelota de verano.

Ramón Urías (23 años): el Shortstop de los Diablos Rojos del México finalizó la temporada evocando las glorias de Daniel Fernández, siendo el líder global en carreras anotadas con 91. Fue además el mejor de los bates escarlata con un promedio de .340; conectó 132 hits y produjo 79 carreras. Sin duda uno de los mayores talentos emergentes no sólo de los capitalinos, sino entre los peloteros mexicanos.

Ricky Rodríguez (24 años): apodado “El Salvaje” por su larga cabellera y desenfadada actitud, Rodríguez llamó la atención de propios y extraños desde la pasada edición de la Liga Invernal Mexicana, con los Pericos de Puebla. Un pelotero versátil que además de su poder al bat, mostró cualidades defensivas tanto en la primera base como en los jardines. Tuvo participación en 102 juegos en los que conectó 113 hits, 11 vuelacercas y produjo 72 carreras. En la temporada 2017 conectó Grand Slam en su primer juego, además de repetirlo en el primer cotejo de la postemporada.

Mario Morales (23 años): Con marca de 6 triunfos y un descalabro, Morales se consolidó rápidamente como un elemento clave en el bullpen de Puebla. Participó en 50 juegos, lanzando 57.2 entradas. Un brazo confiable que culminó la temporada con efectividad de 3.59 y 46 ponches. Uno de los pitchers que puede dar mucho de qué hablar en próximos años dentro del circuito.

Carlos Figueroa (25 años): El oriundo de Hermosillo fue dueño del jardín central con los Diablos Rojos y además uno de los más temidos corredores de bases en la Liga. Segundo lugar de la temporada en almohadillas estafadas con 34. Tuvo actividad en 98 encuentros, bateando para .324, 128 hits y 30 carreras producidas. Durante el año deleitó a la fanaticada del Fray Nano con espectaculares atrapadas que robaron imparables a muchos de sus rivales.

Leo Germán (24 años): Enfrentando una dura competencia para integrar un lineup plagado de estrellas como el de Sultanes de Monterrey, Germán logró en 2017 los mejores números en su ascendente carrera. Jugó en 103 duelos con un promedio de bateo de .314, 112 hits, 53 carreras anotadas y 30 producidas. El sinaloense será sin duda un elemento importante en la búsqueda del décimo título regio en 2018.

Alejandro Flores (21 años): A su corta edad y apenas en su segunda temporada dentro de la LMB, Flores se apropió de la receptoría de Vaqueros Unión Laguna, apareciendo en la terna por un lugar en el Juego de Estrellas por la Zona Norte. Participó en 93 encuentros y a la ofensiva tuvo números de 79 imparables, 44 carreras anotadas y 41 producidas. El cátcher obregonense será uno de los refuerzos de Leones de Yucatán para la temporada 2018.

Fuente: PuroBeisbol.mx

Lea el artículo completo aqui: LOS NIÑOS HÉROES DE LMB