Didi-Castro, dúo dinámico

10 octubre 2017

Por Nathalie Alonso / LasMayores.com

CLEVELAND – Los Yankees han desafiado las expectativas en este 2017, llegando a la postemporada en una campaña en la que se suponía que iban a estar en pleno proceso de reconstrucción. En ese éxito han incidido los aportes del medio del cuadro interior, el campocorto curazoleño Didi Gregorius y el intermedista dominicano Starlin Castro.

Pese a que se perdió el primer mes de la temporada por lesión, Gregorius fijó marcas personales este año al finalizar con 25 bambinazos y 87 remolcadas, a la vez que encabezó al equipo con promedio de .304 con corredores en posición de anotar. Además, impuso un nuevo récord de cuadrangulares para un torpedero de los Yankees en una temporada y se convirtió en el primer campocorto de los Bombarderos que conecta 20 jonrones o más en campañas consecutivas.

De su parte, Castro fue convocado al Juego de Estrellas por cuarta vez en su carrera en el 2017 y terminó la temporada con promedio de .300, 16 jonrones y 63 remolcadas.

Tanto para Gregorius como para Castro, al reto de adaptarse a un mercado exigente como el de Nueva York se sumaron otros factores. Gregorius llegó vía un canje con los D-backs para ocupar el puesto que quedó vacante cuando una de las figuras más queridas de la franquicia, Derek Jeter, se retiró después de la temporada del 2014; cuando pasó a Nueva York en un canje con los Cachorros en diciembre del 2015, Castro, quien se estableció en Grandes Ligas como torpedero, estaba aprendiendo a jugar la segunda base, puesto al que Chicago lo había trasladado hacía apenas unos meses.

“No es fácil”, dijo el capataz de los Yankees, Joe Girardi, acerca del proceso de adaptación por el que pasaron Gregorius y Castro. “Probablemente fue más difícil en el caso de Didi por Derek. En cierto sentido, la gente decía que había reemplazo a Derek. Pero Derek se había retirado y alguien tenía que tomar su lugar. No fue que Didi lo desplazó”.

Cuando llegó Castro, recibió consejos de Gregorius, quien ya había disputado una temporada completa en Nueva York.

“Le dije, ‘Tienes que batear, jugar el juego y no te preocuparte por nada más. Ignóralo todo. Si te enfocas en el juego, vas a estar bien’”, relató Gregorius. “Eso es lo que ha hecho este último par de años y ha sido increíble”.

Química, dentro y fuera del terreno

Entre Gregorius y Castro existe lo que ambos describen como una bonita amistad, la cual comenzó cuando estaban en la Liga Nacional. Gregorius cuenta que él y Castro conversaban cuando sus los D-backs y los Cachorros se enfrentaban y uno de los dos llegaba a la segunda base.

“La relación entre Didi y yo es una hermandad”, dijo Castro. “Nos llevamos como hermanos. Es muy buen pelotero y me encanta jugar [junto] a él”.

Gregorius considera que la química entre ellos es beneficiosa en el terreno de juego.

“Es estupendo porque bromeamos en el terreno y nos mantenemos relajado uno al otro”, dijo Gregorius. “Para mí, eso es bien importante. Si todo el mundo está relajado, juegan de la manera correcta. Entre [Castro y yo] tenemos eso a nuestro favor y aun si uno está fuera y está [el utility venezolano Ronald] Torreyes y es lo mismo”.

“Creo que han hecho un trabajo muy, muy bueno”, agregó Girardi. “Ha surgido una gran amistad [entre ellos] y ha habido consistencia. Buenos turnos al bate. Buena defensa. Hacen todo lo que uno quiere que hagan dos muchachos en el medio del cuadro interior”.

Fuente: PuroBeisbol.mx

Lea el artículo completo aqui: Didi-Castro, dúo dinámico